lunes, 13 de febrero de 2017

Reseña – Las Eternas [Victoria Álvarez]

¡Hola!
Hoy os traigo la reseña de un libro que descansó demasiado tiempo en mi estantería, pero estoy súper contenta de haber descubierto a esta joven autora española al fin. 


Título: Las Eternas
Saga: --
Autor/a: Victoria Álvarez
Editorial: Versátil
Páginas: 344
Precio: 17,90€
Fecha de publicación: noviembre 2012
Más información en la web de Ediciones Versátil


Venecia 1908. Gian Carlo Montalbano y su hija Silvana instalan su juguetería, La Grotta della Fenice, frente a la antigua y emblemática juguetería de los Corsini. Los juguetes de los Montalbano son la última generación de autómatas que se pueden encontrar en el mercado y sus muñecas son tan perfectas que parecen de carne y hueso. Mario Corsini, decidido a averiguar los secretos del arte de los Montalbano, se adentra en la juguetería y entabla amistad con la fría e inteligente Silvana. Sin embargo, lo que Mario descubrirá en La Grotta della Fenice desafiará los límites de su imaginación y hará estremecer los cimientos de la sociedad veneciana, sumiéndola en una espiral de horror y muerte.


Escuché el nombre de esta autora por su obra Hojas de dedalera, y deseé esa novela desde ese mismo instante... pero es irónico que me hiciera antes con Las Eternas, con el que también tuve un flechazo. La diferencia es que me compré este último pocos días después. Sin embargo, ironías de la vida, estuvo acumulando polvo durante años... hasta que (¡gracias a dios!) a finales de año decidí que ya era hora de leerlo. Y, tal y como esperaba, descubrí a una autora que quiero seguir muy de cerca

Victoria Álvarez nos transporta a la Venecia de principios del siglo XX. Y realmente nos lleva allí. Con una ambientación un tanto oscura, tenemos la sensación de encontrarnos entre los canales venecianos y entre sus gentes, y que ese entorno no se nos haga para nada raro. Al contrario, esa ambientación me pareció tan real como si yo misma estuviera viviéndola. Este es, sin duda, uno de los puntos más fuertes de la novela. 

El segundo es, por supuesto, la historia en sí. Ya desde el prólogo me quedé enganchada a sus
páginas, porque es tan desconcertante que lo terminas con el ceño fruncido. Y al cabo de dos segundos tienes que empezar el primer capítulo, aunque sean las once de la noche y al día siguiente tengas que levantarte a las seis de la mañana. En serio. 

Nos encontramos con Mario Corsini, propietario, junto a su hermano menor Andrea, de Ca' Corsini, una juguetería que heredaron de sus padres. Como suele suceder, Mario y Andrea son polos opuestos. Mario es serio y responsable –posiblemente demasiado–, y Andrea es alocado y un casanova –también posiblemente demasiado. La juguetería no va demasiado bien, que digamos, y lo último que les convenía era que unos extranjeros, los Montalbano, se instalaran al otro lado del canal con una juguetería bastante más impresionante y moderna que la suya. Mario no puede evitar preguntarse qué tienen las muñecas de Montalbano que las hace tan diferente a las suyas... así como no puede evitar interesarse también por Silvana Montalbano, aunque parezca tan fría. 
Las palabras "Silvana" y "cama" en una misma frase no contribuían a que la cabeza de Mario se despejara mucho más. No estaba dispuesto a reconocerlo, pero la sangre le ardía como si las brujas de Macbeth le hubieran dado a beber una de sus pócimas. La deseaba precisamente porque sabía que nunca podría tenerla. Aquella estatua de sal no sería para él. Ni para nadie, pensó con cierta amargura. 
Pero Mario no sólo tendrá que lidiar con los Montalbano, sino también con las muertes que parecen sucederse alrededor de los habitantes de Venecia. 

Oh sí, una novela ambientada en la Venecia del siglo pasado que, por si no fuera lo suficientemente oscura ya de por sí, es escenario de muertes inexplicables. Este ya es un punto de partida de lo más prometedor, pero es que la pluma de Victoria es exquisita. Las descripciones son muy precisas, haciendo hincapié en los detalles, pero –y aunque parezca contradictorio– para nada pesadas o aburridas. He aquí una pequeña demostración:
Allí la herrumbre masticaba la pintura de las fachadas y los ladrillos asomaban a través de las ronchas abiertas en su superficie. Olía mucho más a humedad, el aroma de los canales estancados que no podía percibirse en el Gran Canal más que en los días más calurosos del ferragosto. En Cannaregio se hacía más evidente la auténtica naturaleza de Venecia: una ciudad asentada sobre troncos de madera que se pudrían noche y día bajo los palacios saturados de risas y de bailes. Una especie de pacto con el Diablo que les había concedido parte de la laguna a cambio de una condena para toda la eternidad. 

Creo que he dejado bastante claro que he disfrutado mucho esta novela. Aunque ha habido algunas cosillas previsibles, me ha sorprendido en muchos otros aspectos, y es por esto y porque el estilo de esta autora me ha encantado, que, si os gusta el misterio y queréis dar un paseo por la Venecia de 1908, tenéis que leer esta novela. 

Mi próximo objetivo es hacerme con Hojas de dedalera :P


Y vosotr@s, ¿habéis leído algo de esta autora? 

¡Nos leemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí tenéis un espacio para comentar lo que os ha gustado o disgustado del post que acabáis de leer :)

Pedimos poco, por lo que esperamos que lo cumpláis:
- Respeto, no sólo hacia nosotras, sino hacia todos los comentarios que encontréis en este blog.
- Nada de SPAM; cualquier comentario que contenga un enlace quedará eliminado *AUTOMÁTICAMENTE*.

Visitaremos vuestros blogs siempre y cuando cumpláis estos dos puntos, esperamos que lo comprendáis :)

Un besote y ¡a comentar!