sábado, 6 de febrero de 2010

Madura


Se acabó pedirle al viento que cambiaras; se acabó pedirle que la tormenta amainara; se acabó callar y no decir nada. Después de casi un año, he llegado a la conclusión que no todo el mundo puede ser amigo del resto, que no todo el mundo es solidario y fiel a los que le rodean, y sé que he sido una ilusa por no querer verlo hasta ahora.
Al fin me di cuenta de que nada cambiará, porque las personas no cambian si no se lo proponen ellas mismas, porque siempre te has dedicado a pisotear a los demás, porque nunca te has preocupado de mirar atrás para disculparte ante quienes has herido, porque ese orgullo que guía tu vida no te permite apreciar a las buenas personas que se sienten fatal por tu culpa, porque estás cegada por tu egocentrismo y falta de tacto con los que te importan muy poco —si es que te importan algo—, porque tú eres el centro de tu universo, y crees que los demás siempre estarán ahí para reír tus gracias y tus experiencias “graciosas”, porque crees que siempre los tendrás ahí cuando te sientas mal. Pero, ¡qué curioso! Si tú nunca escuchas cuando alguien necesita hablar. Es más, si eres tú misma quien provoca que sus lágrimas broten sin cesar. ¿Y tú te crees imprescindible? Madura, y entonces hablaremos. O no.
------------------------------------------------------------------------------
He aquí mi primer relato en Palabras de terciopelo :)
A ver qué os parece.
(basado en hechos reales :P)
¡Nos leemos!

4 comentarios:

  1. me ha encantado y hay tanta verdad en el que llega a dar miedo!!!

    ¡¡Me encanta!!!

    ResponderEliminar
  2. Alguna vez nos habrá pasado a todos algo parecido! Si este es el primero, esperaremos al siguiente relato ^^

    ResponderEliminar
  3. me a encantando, además he llegado a verme reflejada en el en cuando tenía 15 o 16 años... ains, es verdad lo de que hay que madurar, y hay tanta gente que no lo hace y no se da cuenta... o es que no quiere darce cuenta??? ^^

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias! ^^

    Megami, yo creo que no quieren darse cuenta (o les da igual)...

    ResponderEliminar

Aquí tenéis un espacio para comentar lo que os ha gustado o disgustado del post que acabáis de leer :)

Pedimos poco, por lo que esperamos que lo cumpláis:
- Respeto, no sólo hacia nosotras, sino hacia todos los comentarios que encontréis en este blog.
- Nada de SPAM; cualquier comentario que contenga un enlace quedará eliminado *AUTOMÁTICAMENTE*.

Visitaremos vuestros blogs siempre y cuando cumpláis estos dos puntos, esperamos que lo comprendáis :)

Un besote y ¡a comentar!