viernes, 1 de febrero de 2013

Reseña – El camino de baldosas amarillas [Juan de Dios Garduño]

Saluditos, mis queridos amantes de los libros! ¡Ya es viernes, ou yeaaa! ¡Y principio de mes!

Hoy os traigo la reseña de un libro del que no había leído nada hasta que su autor contactó directamente conmigo. Normalmente no leo historias ambientadas en un manicomio de la postguerra o catalogadas como "de miedo"... pero decidí darle una oportunidad, abrirme a otros géneros no tan conocidos por mí; y no me arrepiento ni una pizca de haberlo hecho.

*El mes de diciembre hice un post dónde os explicaba un poco quién es Juan de Dios Garduño y la sinopsis de esta novela.


. Título: El camino de baldosas amarillas
. Autor: Juan de Dios Garduño
. Libro único
. Editorial: Tyrannosaurus Books
. Género: ficción/terror/drama
. Páginas: 196
. Publicación: diciembre 2012
. Precio: 14,95 eur.


Situémonos en los años posteriores a la Guerra Civil española, Francisco Franco es el dueño de todo el país, los republicanos son perseguidos y asesinados sin piedad, y la Guardia Civil es quien imparte la ley subjetivamente.
Torcuato es uno de los tres hijos de una familia pobre y bastante desgraciada. En el inicio de la historia, reciben la "agradable" visita de dos guardia civiles vecinos del pueblo que, entre otras cosas, devoran la cena que la madre de Torcuato había preparado. Es en esa escena cuando vemos que el niño protagonista no es como los demás, porque oye una voz en su cabeza que le hace actuar de tal manera que es enviado, sin réplica que valga, al manicomio Juan de Dios, en Valladolid.
En ese lugar Torcuato deberá enfrentarse a sus miedos, deberá hacerse mayor en muy poco tiempo y aceptar que no volverá a su vida anterior. Lo único que tiene y que consigue apaciguarle un poco la pena es su amado libro El maravilloso mago de Oz. Conocerá otros internos, hará migas con algún infermero, y tendrá un pequeño trabajillo en el que invertir algunas de sus horas de internamiento. Lo que él no sabe es que el manicomio Juan de Dios esconde algo mucho peor que un director y una monja cabrones malos hasta la saciedad...
Miró a su alrededor y se dio ocuenta de que los locos tenían más humanidad que los cuerdos, que cualquiera de ellos valía más que todos los directores de manicomio del mundo juntos.
Lo primero que me sorprendió de esta novela –en parte porque es la primera palabra que leemos– es el nombre del niño protagonista: Torcuato. Al menos yo, no lo había oído nunca.

Empecé la lectura con ganas, aunque también con miedo ante lo que podría encontrarme, pero poco a poco fui acostumbrándome a la locura que se paseaba por los pasillos de ese manicomio.

Los primeros capítulos no consigueron engancharme del todo, pero ni la narración ni la historia no me parecían malas, así que fui leyendo por inercia y con ganas de saber qué sucedía allí dentro. Iba conociendo los pensamientos de Torcuato, sus miedos, sus impresiones... porque en todo momento le seguimos a él, el pequeño es nuestros ojos en ese lugar. Aunque en seguida vi que al pobrecillo le fallaba algo en el cerebro, no pude evitar encariñarme con él, tan indefenso e inseguro, pero luchando por hacerse mayor en esa casa de locura y crueldad. Sí, a medida que van pasando los capítulos, este personaje va creciendo, evolucionando, gana fuerza y, efectivamente, "se hace mayor".

Pero Torcuato no estará solo para pasar sus días en Juan de Dios. Un día conoce a un grupillo, excéntrico tal vez, pero que se convertirán en sus amigos. Por ejemplo, está un hombre que se hace llamar David (deivid), porque afirma ser el famoso mago David Copperfield, y que quizás no sacará un conejo de la chistera, pero sí tiene un grandísimo corazón y será un gran apoyo para el protagonista. También está Agnus, un poco mayor que Torcuato, que no parará de chincharle para hacerle enfadar.

Como ya he dicho, al principio costó que me enganchara, pero hacia más o menos la mitad era reacia a dejar de leer, porque es hasta capítulos avanzados cuando vemos que algo no va bien en ese manicomio; nos damos cuenta de que la crueldad humana tiene límites insospechados, y que los pobres "locos" son quienes pagan sus consecuencias.
Si bien gran parte del libro se va leyendo sin gran dificultad –con sus más y sus menos– hay algunos pasajes realmente duros, por lo que se explica, porque se hace difícil ver de qué son capaces algunas personas para su beneficio –económico y emocional– personal. No os negaré que soy sensible a algunas situaciones y a algunos actos, y en El camino de baldosas amarillas he fruncido el ceño y resoplado –hasta he apartado la vista y me he preguntado cómo existe gente así– en más de una ocasión.
Las paredes del pabellón parecían encoger y oprimirle. Alguien gritó a su lado, pero a él ya no era fácil sobresaltarle, el peligro de San Juan de Dios no estaba allí dentro durmiendo con ellos.
¿Me he arrepentido de leerlo? Definitivamente, no, me alegro de haberle dado una oportunidad. La forma de escribir de Juan de Dios Garduño me ha gustado, y es posible que algún día lea algo más escrito por él.

Resumiendo, costó un poco que me enganchara, pero resultó ser una muy buena lectura y, eso sí, muy dura. Reconozco que soy sensible con algunas cosas... y me ha costado leer algunos pasajes, pero estoy muy contenta de haberle dado una oportunidad.
Un manicomio, un niño que oye voces en su cabeza y mucha crueldad humana.



*Agradecimientos al autor y a Tyrannosaurus Books por el ejemplar

¿Os llama la atención?
¿Lo habéis leído?
¿Conocíais al autor?

¡Contadme! ^3^

9 comentarios:

  1. No pinta nada mal, pero aún así no sé si apuntarlo a mi lista de pendientes. Por el momento lo dejo en espera. Buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo lo lei justo cuando salio y me gusto muchisimo, pero a mi, a diferencia tuya, me engancho desde el principio. Realmente la recomiendo porque fue una de mis lecturas estrella del año pasado. Besos

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía, y tampoco al autor. Pero la verdad es que soy bastante sensible para leer algunas cosas, y depende del momento, pero por lo general, prefiero evitar leer sobre temas duros :S

    Besitos, y ¡buen fin de semana! :)

    ResponderEliminar
  4. Hola! No conocía el libro, y si me llama la atención aunque la historia parece bastante dura.
    Gracias por la reseña.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Ese tipo de lecturas me llaman muchísimo la atención, no habia de el (ni el nombre del protagonista) a ver si luego lo topo y lo pueda leer(:
    un beso!(:

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que no lo conocía pero tampoco me llama.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. No tiene mala pinta este libro. Me lo llevo apuntado, aunque tardará en caer, entre tanto pendiente.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  8. Si decidís darle una oportunidad espero que os guste! Lo veré en vuestra reseña :P

    Gracias por vuestros comentarios!
    Un besazo ^3^

    ResponderEliminar

Aquí tenéis un espacio para comentar lo que os ha gustado o disgustado del post que acabáis de leer :)

Pedimos poco, por lo que esperamos que lo cumpláis:
- Respeto, no sólo hacia nosotras, sino hacia todos los comentarios que encontréis en este blog.
- Nada de SPAM; cualquier comentario que contenga un enlace quedará eliminado *AUTOMÁTICAMENTE*.

Visitaremos vuestros blogs siempre y cuando cumpláis estos dos puntos, esperamos que lo comprendáis :)

Un besote y ¡a comentar!